¿Qué es la Biodanza?

Un poderoso antídoto contra las “enfermedades de la civilización”, como el estrés, la ansiedad, la pérdida de vitalidad o el insomnio

Muchas personas se preguntan qué es la Biodanza y, sobre todo, para qué sirve. Esta práctica resulta menos conocida que otras como el yoga o el mindfulness, de modo que es normal que suscite dudas. Es por ello que daremos aquí nuestra pequeña explicación sobre el tema, tratando de hacerlo de la manera más sencilla y comprensible.

En muchas ocasiones nos encontramos con explicaciones que se pierden en conceptos demasiado técnicos y científicos y que logran que las personas terminen con más preguntas que respuestas. No será el caso de este artículo, ya que, si nuestra intención es que la Biodanza sea asequible para todo el mundo, nuestra explicación de qué es la Biodanza también debe de serlo.

¡Vamos con ello!

 

Definición de Biodanza

Biodanza: ¡Una invitación a la Alegría de Vivir!

La Biodanza es una práctica terapéutica y educativa basada en el movimiento, que ofrece una solución a lo que Rolando Toro (su creador) llamó “las enfermedades de la civilización”. 

“El hombre actual esta disociado a nivel motor, emocional y orgánico. Siente una cosa, piensa otra y actúa de forma diferente. Su existencia es inauténtica, fragmentada. Esa situación lo conduce a la depresión, al estrés o a la destructividad.”

Rolando Toro

Esta práctica nos ayuda a retornar a los instintos y a la emoción, llevándonos a una conexión profunda con nosotros mismos y con el mundo que nos rodea. Es una herramienta potente de transformación física, mental y emocional que nos permite armonizar nuestro interior, impactando positivamente y armonizando nuestra vida a todos los niveles (laboral, relacional, personal, etc.).

La Biodanza entiende la expresión plena de la identidad, la conciencia de uno mismo y la restauración de la autoestima como la base para la renovación y rehabilitación existencial. Así como la vivencia de la alegría como emoción sanadora y promotora de la transformación. De esta idea surge un juego de palabras al que nos gusta recurrir para explicar qué es Biodanza:

  • Aumento de energía vital y disposición para la acción.
  • Levedad, nuevas motivaciones para vivir, renovación existencial.
  • Estimulación del proceso de autoconocimiento.
  • Gestos y palabras asertivas, mayor capacidad de comunicación.
  • Restauración de la autoestima y la autoimagen.
  • Integración ideo – afectiva – motora.
  • Amor en acción: vinculo y compromiso.

“Biodanza es un sistema de integración y desarrollo humano, renovación orgánica, reeducación afectiva y reaprendizaje de las funciones originarias de la vida. Su metodología consiste en inducir vivencias a través de la danza, música, canto y ejercicios de comunicación y encuentro en grupo. Los ejercicios están sistematizados en función de un modelo teórico y práctico, lo que permite prescripciones específicas”

Rolando Toro Araneda

    ¿Para qué sirve la Biodanza?

    La Biodanza ofrece un trabajo de conciencia, armonización y transformación profunda que afecta a la salud del Ser Humano en todos los niveles que lo componen.

    El primer nivel de trabajo es el físico-motor

    En el que trabajamos el movimiento, la sensación y la percepción. La Biodanza transforma el cuerpo rígido, tenso y torpe en un cuerpo fluido y gracioso que expresa la armonía y la belleza. Ayuda a reequilibrar el sistema hormonal, recuperando la vitalidad física, un ritmo biológico apropiado, el sueño reparador y, por lo tanto, la motivación y la alegría en el día a día.

    Los efectos más evidentes que encontramos cada día en nuestras sesiones de Biodanza son la sanación de los duros efectos que tiene el ritmo de vida actual en nuestro bienestar:

    • Estrés
    • Ansiedad
    • Cansancio o agotamiento
    • Insomnio
    • Desorden biológico
    • Sistema inmune debilitado
    • Falta de alegría y vitalidad
    • Aislamiento

    Es muy habitual que a las pocas semanas de incorporarse en nuestros grupos las personas lleguen con frases como: “Hacía años que no dormía así”, “empiezo el día con energía”, “vuelvo a tener ganas de hacer cosas, de moverme de disfrutar”.

    La Biodanza sirve para aprender a encarnar una actitud hacia la vida, una postura confiable y armoniosa que nos permite abordar nuestra vida con alegría y plenitud. Aprendemos a vincularnos con los demás desde nuestra propia identidad, comprendiendo que formamos parte de un todo (humanidad, planeta, cosmos) al mismo tiempo que somos individuos plenos y poderosos.

    Otro nivel de trabajo es el social y relacional.

    Trabajamos la interacción con los miembros de nuestra especie, fortaleciendo el dialogo, la expresión y la comunicación con los demás y aprendiendo a mostrarnos de forma sana y libre de miedos. Encontramos nuestro lugar frente al grupo, así como nuestra pertenencia al mismo, fortaleciendo de este modo nuestra autoestima.

    Y, finalmente, la Biodanza nos sirve para conectar con el Todo.

    Conectamos con todas las formas de vida que nos rodean. Comprendemos que somos parte de un Todo, una partícula de luz del Universo, y a través del movimiento experimentamos profundamente nuestra vinculación con él.

    “Todo proceso de cambio debe involucrar al cuerpo en sus diversos niveles: neurológicos, inmunológicos y emocionales. El Ser humano es una totalidad y toda terapia que excluye la corporalidad es disociativa.”

    Rolando Toro

      ¿Cómo se trabaja en Biodanza?

      Esta práctica se basa en la combinación del gesto, la música y la emoción. De este modo induce vivencias que nos ayudan a tomar una conciencia plena de nosotros mismos, de nuestro cuerpo, de nuestras limitaciones, nuestras actitudes hacia la vida y hacia los demás, nuestra forma de expresarnos, nuestra forma de vivirnos. Nos permite llegar a una profunda observación de nosotros mismos y a situarnos en el lugar adecuado para comenzar nuestra transformación.

      El movimiento

      La metodología de la Biodanza trabaja a través de la música, acompañándola de la danza y la vivencia. Rolando Toro dio forma a movimientos que contienen un trabajo profundo sobre aspectos como la actitud frente a la Vida, sensaciones, autoestima, funciones de vínculo y otras dimensiones de la existencia.

      “El movimiento por muy elemental que parezca no deja de representar siempre una propia señal de Vida, son indicadores de una postura frente a uno mismo, a los otros y a la Vida. El cuerpo humano, maravilloso y gentil. Tiene la gracia para indicar la expresión máxima de integración de movimientos. Significa también la interioridad, la realización del Ser, lo completo. Teniendo la gracia como referencia para el movimiento, alcanzamos el encanto del encuentro en tres niveles: consigo mismo, con el semejante y con la totalidad. La Biodanza busca la integración de la acción que ocurre cuando optimizamos todos los movimientos teniendo como objetivo la integración motora.” (Pessoa Santos, Maria Lúcia. Biodanza. Vida y Plenitud)

      El trabajo en grupo

      El grupo es un elemento fundamental de la biodanza. Cumple la función de nido, siendo un espacio acogedor, estimulante y amoroso. En un contexto de atención y cuidado mutuo, cada participante experimenta moverse libremente, comunicar consigo mismo y con los demás y conectarse con sus emociones.

      La búsqueda de la unidad

      La Biodanza considera que los vínculos son el fundamento del proceso de integración. Es a través de ellos que esta práctica nos lleva a recuperar la unidad perdida:

      • Vínculo consigo mismo, que consiste en rescatar la unidad entre todas las partes que nos componen como seres humanos.
      • Vínculo con el semejante, que consiste en rescatar o restablecer la identificación con nuestros iguales, con nuestra especie.
      • Vinculo cósmico, que nos lleva a vivir la unidad con el Todo.

      La acción sobre la parte sana

      Por último, una parte esencial para tener en cuenta y que diferencia a la Biodanza de otras técnicas es su acción sobre la parte sana. Esta herramienta nos permite estimular nuestra parte luminosa, logrando así que las disfunciones y los síntomas negativos vayan disminuyendo y desapareciendo.

       

      ¿Para quién es la Biodanza?

      ¡Para todo el mundo!

      Esta práctica puede ser aplicada en grupos de niños, adolescentes, adultos o ancianos, así como puede introducirse en el área empresarial, en formación de equipos o programas de entrenamiento. Sus ejercicios se pueden adaptar a cualquier condición física o edad, y a cualquier ámbito que la persona desee trabajar: desde la conciencia corporal y emocional con los más pequeños, a la eliminación del estrés con los adultos y el mantenimiento de un cuerpo sano y enérgico con los más mayores.

       

      A modo de conclusión… ¿Qué es la Biodanza? ¿Para qué sirve?

      Esta es una poderosa herramienta que nos lleva a recuperar la salud a todos los niveles y a vivirnos plenamente como individuos y como parte del Todo que nos rodea. Recuperamos la vitalidad y la alegría a través del movimiento, construyendo día a día una vida de plenitud y disfrute.

      Si quieres probar el maravilloso mundo de la Biodanza, te invitamos a contactarnos para asistir a alguna de nuestras clases de biodanza online

      Bibliografía:

      Pessoa Santos, Maria Lúcia. (2009) Biodanza: Vida y Plenitud. Bello Horizonte.

      Abrir chat
      Contacta con nosotr@s