La Vitalidad en Biodanza

La fuente de nuestra alegría, de nuestra acción, de nuestra vida
Biodanza online - ¿cómo funciona?

La Vitalidad en Biodanza SRT

La primera de las 5 líneas de vivencia

Tod@s conocemos esta palabra y la utilizamos a menudo en nuestro vocabulario, pero ¿sabemos realmente lo que es la vitalidad?

La línea de trabajo de la VITALIDAD se genera en el instinto de conservación de la vida. De hecho, cuando hablamos de salud, nos estamos refiriendo a un bienestar y a un caudal de energía y vitalidad.

El estilo de vida que llevamos en la actualidad tiende a disminuir nuestro nivel de vitalidad. Por ese motivo, es crucial generar el espacio en el que conectar con nosotr@s mism@s y con nuestra fuerza interior, tanto física como emocional. Y hacerlo, como nos dice la Biodanza SRT, sin forzar al organismo y aprendiendo a autorregular nuestra actividad y nuestro reposo.

Esto es generar vitalidad, y generar vitalidad es generar salud.

Qué es la vivencia en Biodanza

Las 5 líneas de vivencia de la Biodanza SRT

El primer paso para entra a hablar de la Vitalidad es comprender qué son las 5 líneas de vivencia dentro de las cuales se inscribe.

Vivencia es “una experiencia vivida con gran intensidad por una persona en el lapso de tiempo del aquí y ahora, abarcando las funciones emocionales, corporales y orgánicas.” (Rolando Toro 1968)

¿Qué son las líneas de vivencia?

Según Rolando Toro, creador del Sistema Biodanza, es el camino hacia la integración de la salud, que se transita a través de unas líneas o canales para la expresión de nuestros potenciales genéticos (Identidad). Estos potenciales genuinos de cada individuo, se expresan sobre la trama de cinco funciones universales comunes a todas las personas, que en Biodanza se resumen en cinco grandes grupos llamados: Líneas de Vivencia.

Las 5 líneas de vivencia de la Biodanza SRT
  • VITALIDAD: Aumentos de la alegría de vivir, ímpetu vital (energía disponible para la acción), integración motora, equilibrio neurovegetativo.
  • AFECTIVIDAD: Es la capacidad de hacer vínculo con las otras personas a través del amor, la amistad, el altruismo y la empatía.
  • CREATIVIDAD: Es la capacidad de expresar, innovar y construir.
  • SEXUALIDAD: Despertar la fuente del deseo, aumento del placer, conexión con la identidad sexual, disminución de la represión sexual.
  • TRANSCENDENCIA: Es la conexión con la naturaleza, el sentimiento de pertenencia al universo, es el impulso de conexión con la totalidad.

En el transcurso de su vida, las personas desarrollan estas cinco líneas fundamentales. Muchas, sin embargo, refuerzan algunas de ellas a expensas de las otras, y rara vez expresan la totalidad de sus potencialidades, debido a los obstáculos encontrados en la expresión originaria de los mismos.

La Biodanza trabaja estimulando las funciones poco desarrolladas para poder integrarlas en toda su plenitud y armonizarlas con las otras. Uno de sus objetivos fundamentales es promover un proceso de crecimiento de forma progresiva estimulando el desenvolvimiento de estas cinco líneas de vivencia de manera integrada hacia una mejor calidad de vida.

Qué es sentirse vital

La vitalidad está caracterizada, en términos generales, por un buen nivel de salud y armonía orgánica. Vitalidad significa tener fuertes motivaciones para vivir y tener nuestra energía disponible para la acción (ímpetu vital). De este modo, las personas vitales conectan fuertemente con la alegría interior, el entusiasmo y la plenitud existencial.

La ausencia de vitalidad nos llevaría por lo tanto a la tristeza, la desazón, la apatía, la inactividad y la pasividad.

Activa tu vitalidad a través del juego en nuestro próximo taller online

El día 5 de marzo de 10h30 a 12h30 tenemos un taller online en el que haremos una sesión de revitalización del cuerpo a través del juego, aprendiendo a convertirnos en los protagonistas del juego de nuestra propia vida. 

¡Os esperamos con ganas!

Vitalidad en el movimiento

Los ejercicios, juegos, danzas y música que se realizan en el Laboratorio de Movimiento están organizados para conseguir una estabilidad del sistema nervioso neurovegetativo, que es el encargado de regular el funcionamiento de los órganos y, con ello, nuestra vitalidad.

Las danzas y juegos rítmicos estimulan el movimiento de la sangre desde los órganos hasta la musculatura, estimulando el sistema simpático, y los ejercicios de relajación y meditación en movimiento ayudan a que la sangre fluya a la inversa, desde los músculos hasta los órganos, activando el parasimpático, y cuidamos así cada rincón de nuestro organismo, devolviendo la vitalidad a nuestro cuerpo y el equilibrio a nuestro sistema nervioso.

La estabilidad y flexibilidad de estos dos sistemas, constituye un índice importante de salud.

Respiración en movimiento para la vitalidad

La respiración es una acción gloriosa que está estrechamente vinculada a la vitalidad de nuestro cuerpo. Y, lamentablemente, se suele ver gravemente alterada por el estrés o la ansiedad. La dificultad del buen ritmo y de la amplitud respiratoria crean círculos viciosos que se retroalimentan con la causa que los origina. Por ejemplo: la ansiedad paraliza la musculatura del tórax haciéndose más rígida y sin elasticidad. Esto disminuye nuestra oxigenación, aumentando de nuevo la sensación de asfixia y ansiedad, volviendo así al círculo vicioso. Aprender a respirar es clave para romper definitivamente con este círculo.

En Biodanza se considera que la respiración es el camino más directo para conectarse con uno mismo y su propio cuerpo, desarrollando una nueva actitud frente a la vida. Estas nuevas formas de energetización que producen los ejercicios respiratorios armónicos devuelven la vitalidad, el peso y el valor cenestésico a los órganos, que durante mucho tiempo han permanecido mal oxigenados. Por ello nos encontramos con una actividad nueva de apertura frente al mundo y un sentimiento gozoso de libertad.

Temperatura corporal en movimiento para la vitalidad

La vitalidad está íntimamente relacionada con el calor corporal.

Durante la práctica de Biodanza cambia notablemente la temperatura corporal. La temperatura puede tener dos direcciones básicas: hacia fuera o hacia dentro, según el predominio del sistema simpático o parasimpático, respectivamente.

El entrenamiento sistemático en Biodanza establece una apropiada termorregulación, logrando que la temperatura corporal cumpla la función de regulación térmica orgánica

frente a los cambios de temperatura ambiental, con lo que la persona no necesita recurrir siempre a fuentes de calor menos naturales (aire acondicionado, estufas, etc.).

Desde el punto de vista energético, la temperatura corporal se relaciona con el estado de integración psicofísica y con la función respiratoria. Los ejercicios de la línea de vitalidad producen calor corporal que se experimenta como radiación de calor desde dentro hacia fuera, y esta vivencia es muy diferente al calor que se produce con el ejercicio físico sin más.

Respuesta inmunológica en movimiento

Biodanza interviene en profundidad en los mecanismos de la coordinación intraorgánica. Recientemente se ha comprobado la existencia de vías de comunicación entre el sistema nervioso y el sistema inmunológico, estando este último influenciado por el sistema nervioso neurovegetativo. Así, la vitalidad influye además en nuestro sistema inmune y, por lo tanto, en nuestra capacidad de hacer frente a la enfermedad.

El sistema simpático influye en la inhibición del sistema inmunológico, así como la activación del sistema parasimpático tiende a estimular la respuesta inmunológica. Estas últimas investigaciones dan datos que evidencian que el estado del sistema inmunológico, influye sobre las células nerviosas vía mensajes químicos.

Así, los circuitos de retroalimentación entre el sistema nervioso y el sistema inmune, revelan un complejo y sutil mecanismo de integración funcional. Sobre esta base se puede suponer que la armonización del sistema que regula las emociones (límbico-hipotalámico) y el fortalecimiento de las respuestas al estrés, mediante la integración realizada en Biodanza, tienen una influencia benéfica sobre el sistema inmunológico.

Poesía en movimiento

Saber el cuerpo sano

Ligero, fuerte, pluma de acero

Sentir el alborozo de los sentidos

La sangre fluyendo por las venas

El aliento caliente de la disposición

Revelar la magia

Un cuerpo en movimiento

La belleza de la vida

Se expresa en cada gesto

Llevar la llama en el alma

Estar en plenitud

El pensamiento listo y útil

No deja nada sin respuesta

Vivir el don

el sueño feliz de cada momento

que la voluntad anima

y la virtud ampara:

sonrisa en los ojos,

coraje en el pecho,

el infinito en las manos,

el fruto en el regazo

el perdón en la boca.

El paso sostiene

La vida que anda

 

Autor de la poesía: Jorge Acacio

Asesor literario del libro: “Biodanza Vida y Plenitud”

La vitalidad es fuente de vida

Como hemos podido observar a lo largo del artículo, la vitalidad es el motor que nos lleva a la motivación, a la acción, a la vida. Es por eso que desde el Laboratorio de Movimiento trabajamos con numerosos ejercicios que nos ayudan a activar nuestra vitalidad, teniendo en cuenta tanto nuestra dimensión biológica como nuestra dimensión emocional y espiritual.

Activar nuestra vitalidad es activar nuestra fuerza interior para una vida plena y feliz.

¿Quieres recuperar tu vitalidad a través de la biodanza? 

El día 5 de marzo de 10h30 a 12h30 tenemos un taller online en el que haremos una sesión de biodanza centrada en el juego y la revitalización. Aprenderemos a ser los protagonistas de nuestra propia vida y a vivirla desde la alegría plena y la vitalidad. 

¡Os esperamos con ganas!

Contacta con nosotr@s